Seleccionar página

Las campañas de performance, tus mejores aliadas

¿Sabes lo que es el performance marketing? Aunque el anglicismo pueda hacer que el término parezca algo complejo, este tipo de estrategias engloban todas aquellas actividades de marketing en las que las marcas pagan únicamente cuando ocurre una acción – ya sea un clic, una venta, un envío de formulario, etc.

Una de las grandes ventajas de este tipo de marketing es que las marcas se aseguran de que su dinero de marketing no caiga en saco roto, ya que solo pagan cuando se produce una transacción. Este tipo de acciones se centran en obtener un buen retorno de la inversión, además de ofrecer datos concretos sobre el desempeño de las mismas – ratio de conversión, alcance, impresiones, etc.

Los tipos de campañas que se incluyen dentro del performance marketing son: campañas en medios (anuncios de vídeo o display), native ads, anuncios en redes sociales, SEM o marketing de afiliados, entre otros.

Al llevar a cabo cualquier tipo de campaña, es importante tener una estrategia general antes de empezar. Primero para asegurarnos de que sabemos qué pasos tenemos que seguir y, segundo, para garantizar que no nos desviamos de los objetivos marcados. Y aunque es importante tener una estrategia flexible que nos permita adaptarnos a las circunstancias, tener una base sobre la que desarrollar nuestras campañas es esencial.

Además de eso, la estrategia nos va a ayudar a tener una visión más global de la campaña, pudiendo ver cómo los diferentes elementos se relacionan entre sí para crear campañas integradas y homogénea.

Comentado todo esto, a continuación vamos a ver cuáles son los principales objetivos dentro del performance marketing.

Las campañas de performance, tus mejores aliadas

Visibilidad/reconocimiento de marca

Si somos una marca nueva o estamos lanzando un producto/servicio nuevo en el mercado, este tipo de campañas nos ayudarán a hacernos un hueco entre nuestro público objetivo. Es una buena forma de presentar nuestra marca y sus beneficios, entrando en la mente de los consumidores con el objetivo de que, cuando estén preparados para comprar, se acuerden de nosotros.

Las acciones de visibilidad de marca son casi obligatorias al inicio de todo plan de marketing: si los usuarios no reconocen nuestra marca o no conocen nuestros productos o servicios y aquello que nos hace diferentes (“¿por qué nos van a comprar a nosotros y no a la competencia?”), no vamos a conseguir que conviertan.

Tráfico web

Este tipo de campañas tienen como objetivo aumentar el tráfico de nuestra página web. Ya sea porque tenemos una promoción especial (rebajas, Black Friday, etc.) o porque queremos posicionar mejor que la competencia, hay varias estrategias que nos pueden ayudar a conseguir este objetivo. Además, una de las ventajas de aumentar las visitas a nuestra web es que contribuirá a que posicionemos mejor de forma orgánica en las páginas de resultados de los buscadores (SEO).   

Una buena manera de conseguir más tráfico es a través de anuncios en buscadores (SEM – para salir en las primeras posiciones de los resultados de búsqueda) y anuncios en redes sociales, donde podemos redirigir a los usuarios a nuestra web desde las publicaciones que compartamos.

Captación de leads

Estas campañas buscan captar nuevos leads, es decir, nuevos posibles clientes. En estos casos lo más habitual es crear landing pages con formularios para recoger la información de estos usuarios. Lo que se suele hacer en estos casos es lanzar una campaña de banners o SEM para que los usuarios lleguen a dicha landing. Una vez en esa página, el objetivo es que rellenen el formulario con sus datos.

De esta forma, nos podremos poner en contacto con ellos en el futuro con información relevante y que sea de su interés (lead nurturing). Así, cuando el usuario esté preparado para comprar, las probabilidades de que lo hagan con nosotros serán mayores.

Consejo: una forma muy efectiva de hacer que los usuarios nos dejen su información es ofrecerles algo gratuito, como una plantilla, un libro blanco, una infografía, etc.

Aumento de ventas

Este es uno de los principales objetivos de cualquier marca. Para este tipo de acciones, una de las estrategias más efectivas es la de retargeting. Esto consiste en reimpactar a aquellos usuarios que ya mostraron interés en nuestra marca. El retargeting nos puede ayudar a recuperar a aquellos clientes perdidos: usuarios que abandonaron el carrito de la compra, que entraron varias veces a ver un producto, que rellenaron un formulario, etc. pero que no llegaron a comprar.

Por otro lado, también podemos utilizar el retargeting para volver a impactar a aquellos usuarios que ya convirtieron mostrándoles descuentos o productos relacionados para que, así, vuelvan a comprar.

Una campaña que puede llegar a ser muy efectiva es la de anuncios en Amazon. Estos nos ayudarán a salir en una posición muy visible cuando un usuario esté buscando productos similares a los nuestros en el famoso marketplace. Por lo tanto, las probabilidades de conversión son mayores

Engagement

Este tipo de campañas se suelen dar en las redes sociales, ya que buscan aumentar la interacción de los usuarios con el contenido de la marca. En este caso, lo normal es promocionar nuestras publicaciones para que lleguen a un mayor número de personas – incluso aquellas que no siguen nuestros perfiles.

Promocionar las publicaciones es casi obligatorio si queremos conseguir una buena tasa de engagement. Esto se debe a los cambios en los algoritmos de las redes sociales, que han provocado un descenso en la visibilidad de los posts de las marcas.

Además, las acciones para aumentar el engagement ayudan a crear imagen de marca y contribuyen a reforzar las relaciones con nuestros seguidores.

Si quieres aventurarte dentro del mundo del performance marketing, pásate por nuestra web y descubre cómo podemos ayudarte.

Úrsula Estevez

Úrsula Estevez

Content Manager

Úrsula Estevez

Úrsula Estevez

Content Manager

¡Asómate a todas nuestras novedades!

¡Muchas gracias!