Seleccionar página

Guia definitiva: Las siglas más importantes del Marketing Digital 

Siendo sinceros, el mundo del Marketing Digital está repleto de siglas que, de no conocer, puede provocar que el mero hecho de leer un artículo de marketing se convierta en toda una tarea de traducción e interpretación.

Si bien es verdad que ayudan a simplificar las conversaciones una vez que ya se conocen, para aquellos que aún no está familiarizados del todo con el Marketing Digital, ver tantas siglas puede suponer toda una odisea a la hora de intentar averiguar qué significan todas esas letras.

La mayoría de los términos proceden del inglés y este es un idioma que tiende bastante a utilizar siglas para simplificar los términos que se utilizan con asiduidad. Incluso usados en castellano, las siglas no se traducen, por lo que se mantiene el nombre inglés – aunque cuando se habla del término en su totalidad sí que se suele traducir. Por ejemplo, el famoso ROI (que es Return on Investment en inglés) se traduce como Retorno de la Inversión.

 

En el día a día de un departamento o agencia de marketing las siglas se usan muy frecuentemente, por lo que es importante tener claro qué significa cada una de ellas. Y aunque al principio pueda parecer un poco confuso, poco a poco te irás familiarizando con ellas hasta que sepas qué significa cada una de las letras.

Guía definitiva: Las siglas más importantes del Marketing Digital

A continuación, dejamos los 35 acrónimos más utilizados dentro del Marketing Digital.

ATF: Above the Fold. Es la parte de una página web que el usuario ve sin necesidad de desplazarse con el ratón. Cuando se crean campañas de anuncios, se puede seleccionar si se desea que la creatividad aparezca en esta zona.

B2A: Business to Administration. Modelo de negocio en el que una empresa vende sus productos o servicios únicamente a organizaciones del Estado.

B2B: Business to Business. Modelo de negocio en el que una empresa vende sus productos o servicios a otra empresa.

B2C: Business to Consumer. Modelo de negocio en el que la empresa vende sus productos o servicios directamente al consumidor final.

B2E: Business to Employer. Modelo de negocio en el que el negocio vende los productos o servicios a sus empleados. Esta es una buena herramienta de marketing para motivar a los empleados.

BTF: Below the Fold. Es el contenido de una página web que es necesario desplazarse con el ratón para poder visualizar.

CLV: Customer Lifetime Value (valor de vida de un cliente). Es un indicador que sirve para saber el beneficio que genera un cliente a lo largo de su relación con la empresa.

CMS: Content Management System. Esta es una herramienta usada para gestionar el contenido en las páginas webs. La más conocida es WordPress, que permite la creación de páginas webs sin tener que saber de código o programación.

CPA: Cost per Adquisition (coste por adquisición). Modelo de coste en el que se paga cuando un usuario finaliza una compra.

CPC: Cost per Click (coste por clic). Modelo de coste en el que se paga por cada vez que un usuario hace clic en nuestro anuncio.

CPE: Cost per Engagement (coste por interacción). Modelo de coste en el que se paga cada vez que un usuario interactúa con nuestro contenido (el objetivo es establecido al crear la campaña, puede ser desde visualizar un vídeo hasta descargarse una aplicación).

CPL: Cost per Lead. Modelo de coste en el que se paga cada vez que se consigue un lead (ya sea descargarse un archivo, rellenar un formulario, etc.).

CPM: Cost per Mille (coste por mil impresiones). Modelo de coste en el que se paga una cantidad predeterminada cada vez que un anuncio aparece mil veces.

CPV: Cost per View (coste por visualización). Modelo de coste en el que se paga cada vez que una persona visualiza una creatividad.

CRM: Customer Relationship Management. El CRM es una plataforma que se utiliza para gestionar la información y relación con los clientes.

CRO: Conversion Rate Optimization. Es una estrategia que busca mejorar la tasa de conversión en una página web.

CTR: Click Through Rate. Es la tasa que muestra los usuarios que hicieron clic en relación al número total de impresiones.

DMP: Data Management Platform. Es una herramienta que permite la gestión de datos para fines relacionados al Marketing Digital.

GDN: Google Display Network (Red Display de Google). Es el conjunto de páginas web, aplicaciones y vídeos que permiten la inserción de anuncios de Google.

GRP: Gross Rating Point. Es un indicador que muestra el número de impactos conseguidos por cada 100 personas del público objetivo en un periodo determinado de tiempo.

IoT: Internet of Things (Internet de las Cosas). Se refiere a todos los objetos que se pueden interconectar a través de Internet: desde las neveras hasta la calefacción de la casa.

KPI: Key Performance Indicators. Son unos indicadores que se establecen para medir el rendimiento de las campañas de marketing. Pueden ser primarios o secundarios. Por ejemplo, si lanzamos una campaña de prospecting, los KPIs a utilizar serán número de leads, número de visualizaciones, etc.

LPO: Landing Page Optimization. Hace referencia al conjunto de pruebas que se llevan a cabo para mejorar la tasa de conversión de una landing page. El método más utilizado es el test A/B.

ORM: Online Reputation Management (gestión de la reputación online). Práctica consistente en la monitorización y análisis de la reputación de las marcas. Existen plataformas que ayudan a ello.

ROBO: Research Online Buy Offline. Este término hace referencia a un fenómeno muy común en la era digital, en el que los usuarios llevan a cabo un análisis del producto o servicio en Internet para, después, comprarlo en la tienda física.

ROI: Return on Investment (Retorno de la Inversión). Es la tasa que muestra el beneficio conseguido en una campaña en relación al coste que esta ha tenido.

RSS: Real Simple Syndication. Se trata de un formato XML que se utiliza para compartir contenido en la web. Suele usarse para compartir información actualizada a aquellos usuarios que se han suscrito para recibirla (como, por ejemplo, los blogs).

RTB: Real Time Bidding. Un modelo de compra programática para comprar espacios publicitarios en páginas web a través de un sistema de pujas que se produce a tiempo real.

SEM: Search Engine Marketing. En este caso, se trata de salir en los primeros puestos de las páginas de resultados de los buscadores pero pagando por ello.

SEO: Search Engine Optimization. Se trata del conjunto de actividades que tienen la finalidad de mejorar el posicionamiento de una página web en las páginas de los resultados de los buscadores de manera orgánica (es decir, sin pagar por ello).

SERP: Search Engine Result Page (página de resultados de los buscadores). Son las páginas en los que aparecen los resultados cuando se hace una consulta en los buscadores.

SMM: Social Media Marketing. Hace referencia al conjunto de actividades de marketing que se llevan a cabo en las redes sociales.

SMO: Social Media Optimization. Actividad que consiste en optimizar las acciones que lleva a cabo una marca en las redes sociales.

USP: Unique Selling Proposition (propuesta de valor única). Se trata de los atributos o características que diferencian a un producto o servicio de otro similar ofrecido por la competencia.

UX: User Experience (experiencia del usuario). Se trata de mejorar un producto o servicio. En el ámbito digital, hablamos de Diseño UX, es decir, todo lo que se hace para que una página web tenga una buena usabilidad – que sea intuitiva y que permita una navegación sin puntos de fricción.

WPO: Website Performance Optimization (optimización del rendimiento web). El conjunto de actividades que se ponen en marcha para incrementar la velocidad de carga de una página web. Este es un elemento muy importante que contribuye a mejorar el SEO.

 

Guía definitiva: Las siglas más importantes del Marketing Digital
Úrsula Estevez

Úrsula Estevez

Content Manager

Úrsula Estevez

Úrsula Estevez

Content Manager

¡Asómate a todas nuestras novedades!

¡Muchas gracias!