Seleccionar página

Di “sí, quiero” a las buenas creatividades

Dicen que las primeras apariencias son las que más importan. Y aunque es verdad que las opiniones cambian, en el mundo del marketing los primeros segundos son esenciales. Concretamente, los primeros cinco. Esto es lo que dura de media la atención de un usuario hacia un mensaje. Vamos, que si no le interesa lo que le estás diciendo, pasará al siguiente contenido sin piedad. Next!

En España los usuarios pasamos de media casi 6 horas al día conectados a Internet (5 horas y 41 minutos siendo exactos, según Hootsuite). Piensa en la cantidad de información que recibe un usuario al día. Y súmale todos los impactos publicitarios a los que está expuesto, que son unos 3.000 al día (Muy Interesante).

Así que, sí. En lo que se refiere a marketing, las primeras impresiones son muy importantes. Más aún si pensamos en las creatividades que utilizamos en nuestras campañas, que son la puerta de entrada hacia nuestra web o landing page. La imagen que ofrecemos, es decir, lo mucho (o poco) que cuidamos nuestro branding va a lanzar algún que otro mensaje subliminal a los usuarios.

Claro que el branding de una marca no define la calidad de sus servicios, pero hace mucho a la hora de diferenciarse. Los usuarios prefieren una marca que les inspire confianza y profesionalidad; de ahí que el cuidar la imagen que ofrecemos sea tan relevante -sobre todo cuando se trata de usuarios que aún no nos conocen.

Utilizar creatividades de calidad nos ayudará a montar campañas exitosas, a llamar la atención de los usuarios y conseguir que cliquen en el anuncio. Aquí hay que tener en cuenta que también hay otros factores que influyen en la efectividad de la campaña, como la segmentación de la misma. Es decir, si le muestras un anuncio de peras a una persona a la que le gustan las naranjas, hay pocas probabilidades de que ese usuario convierta.

Si te interesa este tema, puedes leer algunos de nuestros artículos sobre campañas de Performance.

Es importante recordar que los anuncios no solo nos van a ayudar a ganar visibilidad, sino que también contribuirán a aumentar el recuerdo de marca. De esta forma, cuando un usuario necesite un producto como el que nosotros ofrecemos, pensará en nuestra marca.

Y ya, sin más dilación, vamos a ver cuáles son algunos de los elementos que toda buena creatividad que utilicemos en campañas de anuncios debe poseer para poder captar la atención del usuario y ayudarnos a conseguir más conversiones:

El texto importa

Los mensajes que acompañen a la imagen deben ser claros y concisos. De un solo vistazo, los usuarios deben poder entender cuál es la oferta o el beneficio principal del producto o servicio. Así es como conseguiremos captar su atención.

En este aspecto, es importante recordar que el beneficio debe ser algo importante para el usuario, no para la marca. Como con cualquier otra cosa, debemos escribir con el usuario en mente, pensando qué es lo que a él o ella le interesa.

Por ejemplo, al hacer una campaña de lanzamiento de nuevo producto podemos decir:

  1. Nuevo modelo de “teléfono móvil”. Consigue el tuyo.
  2. Mejor cámara, mejor batería, mejor rendimiento. Nuevo “teléfono móvil”.

 ¿Cuál crees que funciona mejor?

Di “sí, quiero” a las buenas creatividades
Imágenes de calidad

Las imágenes son muy importantes, ya que, junto al texto, son los elementos principales de una creatividad. Por ello deben tener buena calidad y no estar pixeladas. Por otro lado, deben tener relación con el mensaje del anuncio para que este se entienda más fácilmente.

Como se suele decir, una imagen vale más que mil palabras. Así que si texto e imagen guardan relación, los usuarios entenderán mucho mejor el mensaje y, como consecuencia, conseguiremos captar mejor su atención.

Di “sí, quiero” a las buenas creatividades
Branding claro y diferenciado

El logo es uno de los elementos más representativos de una marca, por eso siempre debe estar presente en las creatividades. De lo contrario, ¿cómo van a saber los usuarios que es tu negocio el que está ofreciendo el producto o servicio? Además, incluyendo el logo conseguirás generar un mayor recuerdo de marca.

En este punto también se deben incluir los colores corporativos, la tipografía o la voz de la marca. Para una imagen coherente y unificada, asegúrate de que tus creatividades siguen las mismas pautas.

logo favicon
Llamada a la acción

Aunque parezca que nuestra intención es obvia, debemos decirles a los usuarios qué es lo que queremos que hagan, es decir, indicarles el camino. Por lo tanto, no te olvides de animarlos a que cliquen en el anuncio, que compren ya o que visiten tu web.

El botón de la llamada a la acción debe ser llamativo y diferenciarse bien del resto de los elementos de la creatividad. Para ello puedes utilizar colores o formas diferentes, consiguiendo que se distinga del resto de los elementos de la composición más fácilmente.

Hazlo dinámico

Un banner dinámico es una de las mejores formas de captar la atención: texto o imágenes que cambian y hacen que, aunque no lo quieras, te fijes en la creatividad. Además, este tipo de formato ofrece la posibilidad de incluir más texto, ya que cada frame puede tener una información diferente. Aunque esto no quiere decir que incluyas párrafos enteros – recuerda el primer punto donde mencionamos que hay que ser claro y conciso.

Di “sí, quiero” a las buenas creatividades

Trabajar con creatividades de calidad es algo esencial para cualquier empresa que se quiera diferenciar y maximizar los resultados de sus campañas. Las diferentes estrategias pueden estar muy bien planificadas, pero si las creatividades son malas no conseguirás tantas conversiones como deberías.

Contar con un profesional que diseñe las creatividades y ayude a las marcas a construir una imagen sólida y unificada puede marcar la diferencia. Así que si quieres contar con nuestra ayuda para el diseño de cualquier tipo de creatividad, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Úrsula Estevez

Úrsula Estevez

Content Manager

Úrsula Estevez

Úrsula Estevez

Content Manager

¡Asómate a todas nuestras novedades!

¡Muchas gracias!